close

¡Hola!

Soy Fernando Ortiz Sánchez. Nací en Lima a finales de los años setenta. Mi familia es de origen provinciano, del departamento de Cajamarca, tengo 7 hermanos y sobrinos geniales con quienes disfruto de sus juegos y ocurrencias. Estudié Administración en la Universidad del Inca Garcilaso de la Vega y Educación en la Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle. Además, cuento con una maestría en Administración por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Uno de los valores que me ha acompañado desde niño es el de la solidaridad, valor que he ido cultivando, hasta hoy, mediante el servicio y voluntariado a la comunidad en diferentes etapas de mi vida, como una forma de contribuir con el desarrollo del país. Esta es una de las razones que me llevaron a estudiar educación, carrera que ejerzo a través de la docencia desde hace nueve años en instituciones como: Universidad Nacional Federico Villarreal, Universidad San Ignacio de Loyola, Universidad Científica del Sur, Universidad Privada del Norte, Universidad Autónoma del Perú, Corporación Financiera de Desarrollo COFIDE, Instituto de Formación Bancaria CERTUS y Asociación de Exportadores ADEX. Así mismo, soy miembro del Comité de Apoyo al Colegio Bartolomé Herrera, así como fundador del instituto de Desarrollo Ciudadano y Educación en Valores.

Los temas que me apasionan son la innovación, la educación, los negocios, marketing y ventas, por ello me animé a abrir este canal de comunicación (blog) para intercambiar ideas, con mis alumnos, colaboradores y amigos, ideas que puedan mejorar nuestra vida, empresas, sociedad y país.

Desde octubre del año 2015, soy Director Ejecutivo de Ideando Perú S.A.C., consultora empresarial, dedicada a brindar soluciones a las empresas que deseen tomar un impulso para su desarrollo y crecimiento a través de nuestras once áreas de consultoría. Hemos ayudado a reflotar a más de treinta empresas en estos procesos y estamos satisfechos con los resultados.

Gracias por visitar mi blog y estamos en contacto.

Un abrazo,
Fernando